Ruidos en Estado de Alarma

¿Qué nivel de ruidos se puede hacer durante la cuarentena por coronavirus?

¿Puede hacer mi vecino todo tipo de ruidos durante la cuarentena por el coronavirus?

Nunca antes nos habíamos quedado tanto tiempo en casa. Tanto tiempo, tanta gente junta, y a la vez tan juntas, solo separadas por las paredes en un mismo edificio que cada vez se nos hacen más finas, habitando en comunidad de vecinos, en el sentido más básico del término de lo que implica ser una comunidad como acto de convivencia.

Descubrimos a nuestros vecinos a través de sus ruidos

Una convivencia que requiere de todas las personas que conformamos esa comunidad que seamos mas respetuosos y tengamos un mayor y exquisito respeto, tolerancia y comprensión con nuestros comunes, con nuestros vecinos, ahora que pasamos más tiempo “ juntos pero no revueltos “ en nuestros edificios. Sobre todo con los RUIDOS.

Vecinos invisibles para nosotros, que nunca habíamos escuchado, o no nos habían molestado los ruidos de su existencia cotidiana, sencillamente porque nuestros ritmos de vida no eran coincidentes, o bien porque ya los habíamos integrado en nuestras rutinas; de pronto, todos confinados, nos percatamos que están más presentes. Y sin duda nosotros en las suyas.

Debemos ser especialmente cuidadosos para no ser invasivos con nuestros ruidos

En esta situación de reclusión en nuestras viviendas nos podemos sentir encarcelados y esta sensación nos induce a olvidarnos de que los demás residentes también lo están, y debemos ser, todos, más considerados que nunca con nuestros ruidos para no resultar invasivos.

El contraste sonoro empeora la situación

Confluye además la circunstancia de que al haber mas silencio fuera en la calle, por efecto del contraste sonoro, nos parecen mas fuertes los ruidos que proceden del interior de las viviendas.  La inexistencia de un ruido de fondo que amortigüe el de los vecinos, hacen que estos detaquen con mayor vigor y sonoridad.

La cuarentena no implica que haya «barra libre» de ruidos

Sin embargo, muchas personas no se dan cuenta, o lo ignoran, y pretenden convertir su vivienda en lo que no puede ser: una isla ajena al mundo donde ahora, en esta situación excepcional, aun mas les está permitido hacer cualquier actividad, porque para eso es suya, y tienen derecho a hacer lo que quieran, aunque ello implique hacer todo tipo de ruido.

Y, eso nos lleva a plantearnos qué se puede o no hacer o no en casa durante la cuarentena?

Coronavirus: ¿hasta qué hora se puede hacer ruido durante la cuarentena?

El nivel de ruidos permitido según el horario que sea no ha cambiado en absoluto por el estado de alarma.

El decreto del estado de alarma no establece nada concreto en relación a ruidos, por lo que siguen vigentes las normas previas, competencia de cada municipio.

¿Cuál es el nivel de ruido que puedo hacer durante el confinamiento?

Desde luego, la vida y imaginación humana es tan rica que elaborar aquí un catálogo de actividades sería ilusorio por mi parte. Por ello, debemos acudir a los criterios jurisprudenciales sobre la interpretación de las normas reguladoras de las relaciones vecinales, esto es, cuando existe una responsabilidad personal por causar daños con ruidos a terceros. Hasta donde llega la obligación de respeto que sería el límite de nuestro derecho.

A. Criterio de tolerabilidad del ruido

Hay que aplicar, por un lado, el criterio de tolerancia. Determinar si el ruido resultaría molesto, y por tanto intolerable, para cualquier persona común, tanto por su intensidad, su reiteración o prolongación en el tiempo, o por el momento en que se produce ( de noche o de día ) entre otros factores.

B. Criterio de evitabilidad del ruido

Y a lo anterior unir el criterio de evitabilidad. Estos es, si realmente la persona que ocasiona el ruido lo puede y debe evitar.

Quejas de ruidos en cuarentena

Ilustremos estos criterios con algunos casos que se nos están planteando a los abogados en estos días en los que se nos pregunta si el vecino puede, por ejemplo:

☒ Hacer de disc-jockey y convertir la casa en una mini-discoteca para sus habitantes y los vecinos de la finca y los de alrededor.

☒ Convertir la casa como un salón de videojuegos, y apuestas recreativas, o en una autentica sala de cine comercial.

☒ Hacer del pasillo de la casa un campo de futbito, mini tenis, o pista de patinaje.

☒ Crear una sala de ensayo para músico amateur y practicar, con ese instrumento que teníamos olvidado en el armario, a cualquier hora y a todo volumen

☒ Dar rienda suelta al manitas que llevamos dentro con un taller de bricolaje, y dedicarnos a hacer todas esas chapuzas que se han ido dejando y dejando.

Estas conductas no son aceptables ni siquiera en las excepcionales circunstancias en las que nos encontramos porque sus molestias resultan intolerables y son evitables por completo.

Mayor tolerancia al ruido

Será necesario empatía, especialmente hacia los jóvenes

No cabe duda que la tolerancia al ruido va en un doble sentido, y también implica mayor empatía en esta situación con los jóvenes, que no pueden quemar todo su energía, admitiendo cierta manga ancha con ellos; y buscar un punto de encuentro siempre dentro del dialogo para poder convivir respetuosamente.

Ruido de Niños del Vecino

Y sin olvidar el caso tan particular de nuestros pequeños que ahora se ven enjaulados en sus casas sin comprenderlo, y no tienen más remedio que desfogarse sin poder salir a la calle ni al parque. Y a sus pobres padres que tienen que montar un circo en casa para entretenerlos.

La Normativa del Ruido en Cuarentena

No obstante, hay que recordar que las normas reguladoras del medio-ambiente acústico y las inmisiones entre vecinos (tanto en el ámbito administrativo, civil, y penal) no han quedado suspendidas, y mantienen su plena vigencia.

El decreto del estado de alarma no dice nada sobre el ruido, por lo que sigue vigente toda la normativa en ruidos

Cuestión aparte seria, si existen los medios para hacerlas valer por los funcionarios competentes. Sobre todo cuando la Policía debe atender otras prioridades y los Ayuntamientos están clausurados o bajo mininos de atención personal.

¿Que hacer ante un vecino que nos agrede haciendo ruido?

Así, ante vecinos con comportamientos incívicos cuya conducta sea antisocial e irrespetuosa, la Comunidad puede defenderse con las herramientas que le proporciona nuestro ordenamiento jurídico. Vamos a traer a colación algunas de ellas.

Llamar a la policía

En primer lugar pedir el auxilio inmediato a la policía cuando la situación es grave y urgente, para que repongan el orden y exijan el cese del ruido indeseable.

Se amontonan las llamadas a la Policía Local de quejas por ruidos de obras en domicilios que hacen “imposible” la cuarentena

Solicitar el amparo de los tribunales

También se puede acudir a los tribunales solicitando la adopción de medidas cautelares para exigir el cese inmediato de la actividad ruidosa.

Aunque los tiempos de la justicia, por rápidos que quisieran ser, siempre resultan lentos a los afectados, y más en estos momentos, por lo que, no nos engañemos, lo más probable es que cuando nos puedan atender ya nos hayamos tenido que haber tirado por el balcón.

1. LPH y ruidos en la Comunidad

Y en este sentido hay que recordar que la Ley de Propiedad Horizontal en su art. 7.2, prohíbe a los ocupantes de una vivienda o local realizar actividades que “resulten dañosas, molestas, insalubres, nocivas, peligrosas o ilícitas”.

Si el vecino ruidoso no atiende al requerimiento formal del Presidente, se puede iniciar la vía judicial previo acuerdo de la Junta de Propietarios. Ahora bien, aquí se nos plantea la cuestión práctica de que se ha prohibido por el Real Decreto realizar reuniones, por lo que en mi opinión, y ante esta situación jurídicamente excepcional, se podrían iniciar la demanda y posteriormente subsanar esta formalidad que no pudo realizarse con carácter previo.

2. Acción de Responsabilidad Civil

En todo caso, también se puede ejercitar de forma comunitaria, colectiva por varios afectados, e incluso individual la acción de responsabilidad civil extra-contractual prevista en el articulo 1902 Código Civil que  no exige ninguna formalidad previa.

El juez puede tomar medidas contra el ruido incluso antes de celebrarse el juicio

En ambos casos no hace falta esperar al juicio para que el juez exija que cesen los ruidos y prevé la posibilidad de que el juez adopte medidas cautelares previas al juicio, lo cual no significa que lo haga de forma urgente, para conseguir que cesen los daños que se están produciendo por el ruido, y evitar que se reiteren situaciones que dañen gravemente la convivencia, y el bienestar de las personas en sus hogares.

3. La Vía Penal contra el Ruido

En los casos de extremada gravedad se puede denunciar ante el juzgado de lo penal

Incluso se podría acudir al juzgado de guardia en la jurisdicción penal a presentar una denuncia, si se están ocasionando situaciones muy graves con daño para la salud de las personas.

En este caso el juez podría ordenar medidas urgentes como la comparecencia inmediata del denunciado, si su actuación es deliberadamente intencionada, lesiona la integridad física, o el bienestar esencial de las personas (teniéndose que ir de su vivienda), y decidir sobre las medidas cautelares penales a imponer le.

Conclusión

✓ Dicho todo esto, está en nuestras manos hacer que nuestras comunidades no acaben siendo en estos días como aquella serie televisiva de “Aquí no hay quien viva “.

Convivamos, ahora más humanamente que nunca, con nuestros desconocidos vecinos, para que salgamos del Estado de Alarma siendo mas Comunidad de personas.