Condena por Ladridos de perro en Vitoria: Entrevista

Denunciar Ladridos de Perro: Entrevista a R. Ayala en el programa de Julia Otero

Condena ejemplar en Vitoria a 4 meses de cárcel y 12.000 euros de indemnización, porque su perro no dejaba de ladrar.

Los ladridos de un perro son responsabilidad de su dueño: R. Ayala habla para el programa de radio de Julia Otero.

El animal pasaba solo la mayor parte del tiempo y esta situación de maltrato le hacía ladrar continuamente.

El ruido de los ladridos provocó tal cuadro de ansiedad en una vecina, que le llevó a marcharse de su propia casa.

Una condena ejemplar por ladridos

Ricardo Ayala explica que la condena es dura porque el dueño no hizo nada por evitar las molestias que causaban los ladridos de su perro y por mantener una actitud de desprecio hacia aquello vecinos a los que estaba provocando un daño serio a su salud y bienestar.

Ricardo Ayala, como abogado experto en contaminación acústica, ha llevado casos muy similares, explica que son frecuentes los ladridos de perro continuos asociados a un situación de maltrato animal.

¿Se puede denunciar los ladridos del perro del vecino?

Según declara: han aumentado las denuncias por ladridos de perro; este hecho coincide con una mayor la conciencia de los ciudadanos sobre su derecho a la salud y a la intimidad: ¡Ya no hay que resignarse!

Escuche la entrevista a Ricardo Ayala para el programa de radio de Julia Otero sobre las denuncias de los ladridos de perro.

Duración: menos de 3 minutos


✉ Si le molestan los ladridos del perro de su vecino, CONSULTE gratuitamente su caso conmigo y le daré una solución personalizada ➨

Entrevista en la revista ladridos

«Los ladridos son un delito de acoso vecinal»

La revista especializada en perros, Ladridos, ha entrevistado a Ricardo Ayala:

-¿Qué niveles de ladridos son inaceptables?
-Nosotros lo que hacemos cuando nos llega un caso de este tipo es aplicar los niveles que marca la ordenanza municipal. Es decir los decibelios. Que durante el día no superen los 35 decibelios, y a partir de las once de la noche los 30 decibelios. A veces, además de la intensidad está también la cantidad. El ruido por momentos supera el límite permitido y a veces no, pero al final tienes que estar conviviendo con eso. Cada vez hay más gente que trabaja en casa, que es mayor, que tiene una incapacitación, y se hipersensibiliza con estos ruidos. Tienen que convivir con algo con lo que no quieren convivir y, además, de forma reiterada. Sobre todo hay un problema de sobresalto, algunas veces no es tanto que pase una cantidad grande de horas ladrando, sino los sobresaltos que provocan en las personas cuando el animal ladra de repente.

-¿Los ladridos de los perros son síntoma de abandono o de otro delito contra el animal?
-Por supuesto. ¿Puede estar el perro todo el día sólo? Ese es un gran problema, no está nada marcado ni regulado. ¿El perro es para el fin de semana? El problema es que no se les saca lo suficiente, tienen que desfogar. Tuvimos un caso de una nave en Toledo, con cinco o seis galgos de caza dentro, en cheniles, que el dueño solo iba los domingos. La nave estaba en el centro del pueblo. Ahí se puede ir contra el Ayuntamiento, es un tema de seguridad y de salud, o por lo menos exigir que las autoridades actúen.

Aquí puede leer la entrevista completa sobre los ladridos de perro del vecino

1 opinión en “Condena por Ladridos de perro en Vitoria: Entrevista”

Comentarios cerrados.