Plan de Ordenación Urbana contra el ruido

Plan Ordenación Urbana contra el ruido

Planificar el silencio. Prevenir el ruido

Planes de Ordenación Urbanística Municipal contra la Contaminación Acústica

Los planes de ordenación urbana de los municipios son el cimiento sobre el que ha de construir la calidad ambiental acústica de nuestras ciudades del futuro, cada vez más densamente pobladas, industrializadas y complejas.

Planes Urbanísticos para prevenir el ruido

En los planes de urbanismo la acción más directa contra la contaminación acústica debe dirigirse a su reducción en la propia fuente de ruido y en este sentido la mayoría de los países desarrollados disponen de regulaciones sobre los niveles sonoros máximos de emisión de las fuentes acústicas potencialmente contaminantes: aviones, vehículos pesados, obras públicas, coches y motocicletas, electrodomésticos, maquinaria de todo tipo…; y de ordenaciones de las zonas de la ciudad con mapas del ruido por los que se regula el nivel de emisión acústica tolerable según su naturaleza: residencial, industrial, ocio, hospitalario, educativo…

Planificar las ciudades para reducir el ruido

Por ello la planificación urbana junto con las adecuadas condiciones de la edificación son esenciales para hacer de nuestras ciudades lugares mejores para el futuro y con menor Contaminación Acústica. Una correcta planificación urbanística requiere una adecuada previsión y control del ruido que generan las actividades de que le dan vida a las ciudades: transporte, de obras públicas y construcción, ocio al aire libre, de saneamiento y basuras que se desarrollan en todas las ciudades de nuestro país.

Gestión del ruido ambiental

Una política eficaz de la gestión del ruido ambiental en las zonas urbanas exige antes que nada, evaluar los problemas existentes en las principales fuentes contaminantes para poder dar las soluciones adecuadas. Y antes que nada la recuperación de la calidad de vida en nuestras ciudades pasa por una inequívoca voluntad social y política de limitar el uso del coche, planificando la regulación del tráfico en sus días principales y sobre todo potenciando alternativas con medios de transporte colectivos, así como el desarrollo de espacios libres de ruidos como zonas verdes y la peatonal realización de las calles.

La planificación urbanística es la base para prevenir la contaminación acústica

Es por ello que cada vez es más urgente la potenciación de la planificación urbanística previendo la distribución de los usos del suelo, el trazado de las rutas el tráfico, la combinación de las zonas verdes y asfalto, el incremento de zonas peatonales y de espacios donde se combine el ocio, cultura y deporte, prestando especial atención de limitar la densidad de la edificación en los nuevos barrios para facilitar la convivencia pacífica y la calidad ambiental de la vida cotidiana de los ciudadanos.

Es esencial para gozar de ciudades más habitables y ecológicas que las administraciones públicas sean conscientes que el problema de la contaminación acústica debe ser considerado en la planificación y diseño del crecimiento de las ciudades al mismo nivel que otro tipo de factores que ya considera el urbanismo tales como seguridad, higiene, espaciales y económicos.

En este otro artículo del blog explicamos qué son y qué utilidad tienen los Mapas Estratégicos del Ruido

Prevención del ruido en la construcción de nuevos edificios

Junto con la planificación urbana hay que tener en cuenta la regulación de la construcción de nuevos edificios porque normalmente los terrenos son más baratos cuanto más cerca están de las zonas ruidosas como autopistas, aeropuertos, ferrocarriles, pues la calidad acústica del lugar donde se va construir un edificio representa una de las variables fundamentales del coste final de la operación urbanística. Por lo que el bajo precio del suelo, por ser una zona con mayor contaminación acústica, habrá de compensarse con una mejora de las condiciones del aislamiento acústico. Es importante resaltar que es mucho más económico la implantación de medidas de prevención acústica desde el proyecto, que su posterior corrección en una obra ya concluida.

la protección acústica de un edificio, se puede mejorar mucho con pequeñas inversiones durante su construcción

Los arquitectos estiman que adaptar un edificio a nuevos aislamientos acústicos una vez ya finalizada la construcción necesita inversiones cuyo coste puede superar hasta 10 veces el de esos mismos trabajos si se hubiera realizado desde el inicio del proyecto, por lo que es muy importante sensibilizar a la administración y a los profesionales de la construcción que al igual que se invierte en estudios previos de seguridad o energía; debería hacerse al mismo nivel con la calidad acústica en el interior de las viviendas, pues al final cabo el silencio es uno de los factores determinantes para la habitabilidad y el confort. Y sobre todo hay que destacar que la protección acústica se puede mejorar con pequeñas inversiones durante la construcción con la instalación de los materiales absorbentes y aislantes adecuados.

Se ha estimado que en la construcción de un edificio el coste previo de un estudio de aislamiento acústico estaría en torno al 1% del total del proyecto, cuando por el contrario de no hacerlo llevaría a generar unas condiciones acústicas inadecuadas para las viviendas y dotarlo de las condiciones acústicas óptimas simplificaría un coste notablemente más elevado.

Quizá pueda interesarle este otro artículo del blog en el que se habla de los aspectos jurídicos de la prevención del ruido en la construcción de nuevos edificios

1 opinión en “Plan de Ordenación Urbana contra el ruido”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *