Medición de Niveles de decibelios en Problemas de Ruido

Cómo hacemos la Medición de los NIVELES de Ruido; Madrid

Medir el ruido: Cómo trabaja el perito acústico para solucionar problemas de ruido

La importancia de una buena medición de los niveles de ruido

En esta conferencia celebrada en el ICAM sobre el ruido en las comunidades de vecinos, se explica como trabaja el técnico especialista en ruidos.

En esta charla se trata del tema de cómo se debe medir niveles de decibelios para resolver casos de ruido.

FASE PREJUDICIAL

En una primera toma de contacto, en la primera reunión que mantenemos con el cliente, intentamos hacernos una COMPOSICIÓN DE LUGAR del problema de ruidos que nos está presentando.

Nos hacemos una idea por sus comentarios de los horarios, situaciones, y en general, de lo que sería UNA PAUTA DE COMPORTAMIENTO de los focos sonoros y de los niveles de ruido.

En ocasiones es muy fácil, ya que se trata de fuentes sonoras FIJAS (ascensores, cuarto de instalaciones, etc.), pero en otras conlleva mucha mayor dificultad puesto que se puede tratar de comportamientos vecinales aleatorios y son difíciles de localizar en días y horarios.

Esta primera medición de niveles, o prueba pericial, que se propone sirve para conocer de manera OBJETIVA donde se encuentra el PROBLEMA DEL CLIENTE con respecto a la normativa de ruido aplicable a cada asunto.

Hay veces somos los primeros en intervenir y el caso no está todavía en manos de los técnicos municipales y esto nos puede ayudar a forjar la base para nuestras futuras reclamaciones ante la administración.

De la misma manera, también nos sirve para poner el problema en conocimiento de los responsables de los focos sonoros, ya sean particulares (vecinos, actividades en locales comerciales) o de la propia comunidad de vecinos (administrador de fincas, presidente de la comunidad, etc.).

En otras ocasiones, el caso ya está en manos de la administración e incluso los técnicos municipales ya han hecho alguna medición que nos puede servir de referencia.

Todos sabemos de la LENTITUD de los pasos que da la administración. Cuando tomamos cartas en el asunto, nos ponemos en comunicación con los técnicos municipales para interesarnos por el problema y ponernos a su disposición para cualquier aclaración que estimen oportuna; incluso para presentarnos como intermediarios, por ejemplo en el caso que no puedan localizar con facilidad el responsable del foco sonoro.

Como todo tema que toca la administración, hay que estar muy bien informados de los protocolos de rigen dicha administración ya que su propia manera de actuar puede llegar a ser un arma de doble filo, cosa reconocida por los propios técnicos municipales.

Si el causante de los ruidos, y nos referimos sobre todo a locales de pública concurrencia, está muy bien asesorada, agota todos los plazos con recursos y durante ese tiempo siguen abiertos.

Puedo comentar un caso que nos relató un técnico municipal en el cual el local no contaba todavía con licencia y la pedían a través de la DECLARACIÓN RESPONSABLE (que quien no esté familiarizado con esta expresión, se trata de presentar toda la documentación en papel sin verdaderamente comprobar la exactitud de lo que allí se presenta).

La agencia de actividades tarda 6 meses en pronunciarse y mientras siguen abiertos. En el momento de denegarla, pide la licencia de otro tipo de local y así hasta el infinito.

Aunque resulte paradójico, en estos casos es mejor que tengan licencia porque así medioambiente agiliza mucho más los tramites y pueden proceder al cierre del local una vez hayan constatado sus deficiencias.

Siguiendo con el caso que la administración esté actuando, hay que decir que los técnicos municipales tampoco son expertos (lógicamente), en todos las fuentes sonoras; y hay veces que los dueños de locales intentan engañarlos durante las mediciones.

Muchas veces hay que insistir para que vuelvan a medir si pasa esto. De ahí la importancia que la labor que realizamos nosotros de la asesoría técnica y jurídica a nuestros clientes (por ejemplo, Lishan y Francisco Javier Rodríguez Lablanca).

En uno de los casos, les informamos que habíamos medido nosotros y que daban resultados completamente distintos, y en el otro le orientamos en la forma y manera en que sería mejor atacar el tema.

La relación con los técnicos suele ser cordial, siempre desde la posición de cada uno, y como hemos comentado con anterioridad, a veces incluso estamos presentes durante las mediciones que hacen ellos.

De esta manera podemos conseguir que se haga algún tipo de medición que en un principio ellos no tenían previsto realizar.

Esto además de favorecer a nuestro cliente ante la administración, nos sirve también en el caso que lleguemos a juicio.

LA RELACIÓN CON LOS CLIENTES

Una vez el cliente ha tomado la decisión de seguir adelante, llega el momento de las mediciones acústicas en sí.

Es importante EMPATIZAR con el cliente. Darle a entender que nos hacemos CARGO DE SU PROBLEMA y lo tomamos como nuestro.

En mi caso, reconozco que es fácil puesto que el tema de los ruidos es una cuestión muy importante en vida. Esto puede venir de mi época universitaria en una residencia donde las paredes eran papel de fumar directamente.

Yo creo que eso me concienció del valor que tiene la intimidad en tu propia vivienda y la importancia de que en ésta se respete y no sea vulnerada de ninguna de las maneras (en nuestro caso por contaminación acústica).

No voy a exponer aquí (para no aburríos con aspectos técnicos) todos los tipos de mediciones y ensayos acústicos que se pueden realizar. En el caso que os incorporaseis en este mundo seguro que el perito con el que contactéis hará esa labor.

Si voy a comentar unas pocas cuestiones que os ayudaran a iniciaros y que lo que diga a continuación os sea más didáctico. Además es algo que a los clientes les comentamos precisamente para aportarles información que les haga entender mejor nuestra forma de proceder.

Medición del nivel de ruido de fondo; su IMPORTANCIA

Hay algo que se repite en todas las mediciones y normativa que existe en este tema: SIEMPRE hay que efectuar mediciones tanto cuando la fuente sonora está en funcionamiento como cuando no lo está.

A esto último es lo que se denomina RUIDO DE FONDO. Esta es la prueba para constatar que el ruido que estábamos midiendo provenía efectivamente de la fuente de ruido que ha parado.

Un EJEMPLO muy gráfico es el ruido que genera una discoteca o cualquier local de pública concurrencia que se mide durante un tiempo elevado (normalmente entre 3-4 horas) y que cuando se constata que ha cerrado, es cuando se procede a la medición del RUIDO DE FONDO.

Los decibelios, unidad de medida del ruido

Otra cosa importante de reseñar es algo que todos alguna vez hemos oído, la palabra DECIBELIO.

El decibelio es la unidad de medida de nivel sonoro y aislamiento, y siempre va a aparecer en todos los informes.

Lo principal que debemos conocer es que es los decibelios vienen en una escala LOGARÍTMICA, es decir, que los incrementos de unidad en unidad suponen un mayor salto que lo que sería una escala lineal.

Nos tenemos que quedar con la idea que incrementos de 2-3 decibelios son importantes.

Para recalcar este hecho, hay que tener en cuenta que juntar DOS fuentes sonoras iguales supone un incremento de solo  3 decibelios con respecto a cuándo solo tenemos una funcionando.

Cuándo hacer las medición de niveles

Hecha esta pequeña aclaración técnica, que siempre les comentamos a nuestros clientes; continuamos diciéndoles la SITUACIÓN EN LA QUE SERÍA IDEAL HACER LAS MEDICIONES.

Por EJEMPLO, que no haya animales domésticos, si es posible que tampoco haya niños pequeños que no podamos controlar.

Incluso les enviamos un lista de ciertas situaciones que si se producen, nos tienen que llamar para valorar la idoneidad o no de hacer las mediciones o proceder a cambiar de fecha (si hay obras cercanas o acontecimientos que puedan hacer menos claras las mediciones, etc.).

Sabemos que tenerlo todo controlado es imposible pero intentamos que las condiciones en las cuales se mide de acerquen lo máximo posible a la idoneidad.

En estas circunstancias nos damos cuenta de lo ruidosa que es nuestra sociedad ya que soportamos multitud de ruidos en nuestro día a día sin casi darnos cuenta (casos que todos conocemos de cortadoras de césped, sopladores de hojas, talas de setos, etc.)

Toda la información que nos proporciona el cliente es bienvenida. Hay veces, como hemos comentado anteriormente, que nos da una idea de las pautas y características de ruido y en otras ocasiones lo que nos transmite es la forma en la que ellos mismos están soportando ese ruido.

Esto siempre nos es de gran utilidad para darnos cuenta de la gravedad del asunto.

En ocasiones nos dicen que toda la familia lo está sufriendo y que los niños ya están desarrollando, sin saberlo, cierto tipo de fobias. Esto nos dice que el problema es grave, y que no se trata de algo individual o personal.

Otras veces directamente nos dicen que les afecta solo a ellos y que el resto de los que habitan allí, lo perciben pero no les molesta o directamente ni lo oyen.

Mediciones en el domicilio del cliente que sufre el ruido

Nuestros clientes nos dejan ACCEDER A LA INTIMIDAD DE SU HOGAR en una situación complicada para su propia familia y en multitud de ocasiones suele ser incluso en horario nocturno.

Tal llega a ser la relación con el cliente, que en algunos casos nos proporcionan incluso las llaves de sus casas y nosotros accedemos a ellas sin que ellos estén presentes.

Hay que recalcar, que esto siempre se hace cuando el foco de ruido está muy claro y no vamos a necesitar de su presencia para consultar dudas con respecto a dicho foco de ruido.

En ocasiones esto se produce porque el cliente está ya tan sensibilizado con el problema que prefiere no estar presente, ya que eso le crea una ansiedad adicional que prefiere no pasar por ello.

Puedo comentar el CASO de una vivienda que estaba colindante a una peña de futbol, en la que decidió darme las llaves de su casa y ese fin de semana pasarlo lejos de su vivienda.

Hemos comentado al principio que una de las principales labores del técnico es tratar de objetivar la molestia por ruido que nos refieren.

Los clientes nos tienen que ver, y de hecho nos ven, como alguien que va a tratar su problema con la mayor PROFESIONALIDAD posible.

Si alguien de su familia le dice que el ruido no es tan molesto, seguramente no se lo tomaran tan en serio como si lo hace un técnico cualificado. En cierta manera actuamos también como terapeutas.

La subjetividad en las molestias por ruido

Tuvimos un CASO de un cliente que oía un equipo de climatización de un local comercial. Hicimos la medición con él en el dormitorio. Le mostramos en la pantalla del sonómetro el nivel que estábamos midiendo y a continuación el nivel de ruido de fondo.

Él vio la mínima diferencia que había entre ambas. Incluso, para reforzarlo más, se midió el nivel de ruido que estaba provocando el ascensor del edificio que era mucho MAYOR que el del equipo de climatización.

El mismo se dio cuenta que estaba obsesionado con un ruido de muy bajo nivel y que sin embargo el del ascensor no le molestaba y lo tenía como asumido, siendo este último de mucho mayor nivel.

Esto es en el mejor de los casos. En otra ocasiones, aunque le constates que no hay variación de nivel entre la fuente de ruido que el cliente te refiere y el ruido de fondo, aunque le muestres los datos y objetivamente se lo presentes, no son capaces de salir de esa situación y siguen manteniendo que el ruido es insoportable y que no pueden vivir con él. En estos casos hay que ser muy directos y decirle que no puedes llegar más allá y que tu intervención termina ahí.

El ruido siempre Parece que es mayor cuando no se mide

Hay algo que siempre se da y con lo que ya contamos por principio. SIEMPRE, SIEMPRE, SIEMPRE que vamos a medir, el ruido es mucho menor que el día anterior; e incluso, hay veces que nos dicen después de iros ha sido bestial.

Es una pauta común que se da en el 99,9 % de los casos. Nos dicen por ejemplo “CON ESTE RUIDO YO SÍ PODRÍA VIVIR” o “SI FUERA SOLO ESTE RUIDO NO OS HABRÍA LLAMADO”.

Relación con el resto del equipo del despacho especializado en ruidos

Ni que decir tiene que una vez se ha realizado la medición, se PRESENTAN LOS DATOS EN UNA REUNIÓN CONJUNTA con los abogados y el cliente para transmitirle los resultados de la misma y lo que se deduce de dichas mediciones.

A partir de ahí, la comunicación es diaria: teléfono, mail y mensajes. En nuestro caso, tenemos reuniones todas las semanas, para tratar temas nuevos y asuntos pendientes.

Toda la documentación que se va emitiendo sobre el caso ha de ser compartida por todos los miembros del equipo para que se disponga de la información más completa posible en cada caso.

Pueden ser cuestiones puramente técnicas como pueden ser informes contra-periciales, contestaciones a la demanda por la parte contraria o incluso los correos que se comparten por ambas partes.

La demanda por ruido, Fase Judicial

Una vez ya se ha pasado a la FASE JUDICIAL, se ha presentado la demanda y ha habido contestación por la parte demandada, se pasa a una parte muy importante que es la preparación del juicio.

Se hace una recopilación de toda la información que se ha manejado durante todo el proceso y se tocan los puntos más importantes en los que están sustentados la demanda.

Se hace especial hincapié en los puntos fuertes y se intentan afianzar los puntos que, mediante la contestación de la demanda, se sabe que va a usar la otra parte contraria para debilitar tus argumentos.

Defensa del informe pericial acústico en sala

Aquí llegamos por tanto al DÍA DEL JUICIO.

Se ha de decir que casi todos los jueces están en fuera de juego en este tema.

Es lógico, se trata de un campo muy especializado y ellos no pueden tener experiencia en todos los casos que llegan a su sala. Se distingue perfectamente aquellos que ya han tenido casos parecidos de aquellos totalmente neófitos.

Por mi experiencia, hay dos TIPOS de jueces; los que se ciñen 100% a la parte técnica de los peritajes judiciales requeridos por el propio tribunal(aunque sea errónea, por ejemplo el del DIA de Pinto); y los que “EMPATIZAN” por algún motivo con alguna de las dos partes, bien, con el generador de ruido (por ejemplo si lo está intentando arreglar) o bien con el afectado (si la cosa es especialmente sangrante).

Aun así, hay sentencias que aunque den por reconocido el problema, no le dan el suficiente valor al periodo de “padecimiento del ruido por parte del afectado” es decir, sólo tienen en cuenta, si se ha arreglado o no el problema a la fecha del juicio.

Los abogados especialistas en ruido

En cuanto a los abogados, sea de una parte o de otra, hay mucha diferencia entre los no especialistas en ruido y los que sí son especialistas, o que sin serlo, se han asesorado mucho técnicamente y cuentan con la colaboración de un perito en el transcurso de la actuación judicial.

A veces los abogados “profanos en ruido” hacen preguntas difíciles de argumentar, como decir que aplican unos límites de la normativa de una zona exterior y comercial cuando verdaderamente pertenece al interior de una vivienda.

En estos casos es fundamental que la respuesta sea clara y concisa para que el juez no tenga duda alguna sobre el asunto en cuestión.

Por otra parte, los que sí son especialistas en ruido o los que se han asesorado muy bien técnicamente, van a intentar debilitarlos informes periciales con la letra pequeña de la normativa (que siempre la hay y que en algunos casos debe prevalece el criterio técnico del perito) y que hacen dudar a los jueces al no ser éstos expertos.

Estos, los jueces, no saben si se está haciendo mención a una parte fundamental de las mediciones o si se trata, como en algunos casos, de meras recomendaciones que se plasman en la normativa.

LOS PERITOS ACÚSTICOS DE LA PARTE CONTRARIA

En este momento de la acción judicial, casi siempre hay informes periciales de la parte contraria y sus técnicos también están llamados a declarar.

Como en todos los campos, hay veces que existen DIVERGENCIAS muy profundas en cuanto a los resultados que se obtienen y en los que hay incluso careos entre los peritos.

Normalmente esto se suele dar en juicios de penal pero no es del todo descartable en juicios de casos de civil también.

Otras veces hay una COLABORACIÓN directa entre los peritos de ambas partes, ya que el juez estima que se deben hacer nuevas mediciones en la que estén presentes los dos técnicos y que luego muestren cada uno sus conclusiones al tribunal.

En el caso del perito judicial enviado por la sala, en ocasiones se mantiene una relación muy estrecha, puesto que incluso vuelven a repetir las mismas mediciones y en los mismos sitios que el informe pericial presentado por nuestra parte en la demanda.

La administración como agresor sonoro, Ayuntamientos y ruido

Muchas veces pensamos que todas las cuestiones planteadas con anterioridad, enfrenta a un particular frente a otro (ya sea entre vecinos o sea por ser propietarios del foco generador de ruido).

Pero eso no es siempre así, como es en el caso de que los ruidos que puede causar la propia ADMINISTRACIÓN, principalmente ayuntamientos, bien a las comunidades de propietarios, o bien a casas particulares individuales que están alrededor de la zona de festejos.

Es difícil hacer cambiar de opinión a un ente como es un Ayuntamiento que el sitio donde siempre se han celebrado las fiestas o festivales de verano no es el más idóneo para esa actividad y que para lo que algunos supone un acto lúdico más, para otros supone una tortura, fin de semana sí, fin de semana también.

Pero quizás lo es aún más hacer ver al juez que él debe tomar esa decisión y que debe hacer cumplir la normativa vigente por mucho que se haya mantenido en el tiempo esa situación que ahora queremos cambiar.

COLABORACION CON LAS OTRAS PARTES DEL EQUIPO

Toda esta charla ha intentado ser un resumen de las actuaciones que puede llegar a ejercer un técnico en acústica. Aun así, hay veces que los trabajos propuestos no son posibles de ejecutar.

Hay ocasiones en que es imposible encontrar una pauta temporal que haga factible las mediciones. En otras, se aconseja tratar de complementar nuestras mediciones con otras aportaciones de otros componentes del equipo que constituimos.

Es el caso del DETECTIVE, que podrá presentar grabaciones y videos que lleguen donde los técnicos acústicos no podemos llegar.

JOSÉ LUIS PEÑUELAS-PAZ ORTIZ
Ingeniero técnico de telecomunicación. Especialidad sonido e imagen. Director técnico de Acusticalia